Relato de visita de EE.UU a Eretz Israel de 1834 en subasta

Un relato detallado de uno de los primeros viajes diplomáticos estadounidenses a Eretz Israel anterior al Estado ha salido a la luz como parte de una próxima subasta en Jerusalén.

El relato aparece en una carta manuscrita de uno de los pasajeros del USS Delaware, un barco de la marina estadounidense que visitó el Mediterráneo en 1834 y que hizo escala en la ciudad portuaria de Jaffa, entonces bajo el dominio del Imperio Otomano.

Enviada desde la isla española de Menorca y dirigida a Circleville, Ohio, la carta de cuatro páginas describe varios momentos históricamente significativos en el viaje del velero, incluyendo una parada en Eretz Israel y una visita con el primer diplomático americano destinado en la región.

Según la casa de subastas Kedem, la existencia de la carta era totalmente desconocida para los estudiosos de la historia de Tierra Santa y de la diplomacia estadounidense en Eretz Israel. El coleccionista anónimo que vio la carta y se dio cuenta de su importancia suele centrarse en la historia del servicio postal israelí. Esa persona compró el objeto a otro coleccionista que lo tenía como un artefacto de relevancia para la historia marítima y postal de Estados Unidos.

Archivo – Meron Eren, cofundador y propietario de la casa de subastas Kedem, sostiene una carta del compositor antisemita alemán Richard Wagner en Jerusalén el 16 de abril de 2018. (Menahem Kahana/AFP)

“Esta carta es de gran importancia tanto para la historia del judaísmo estadounidense como para la historia del Estado de Israel”, dijo el director general de la casa de subastas Kedem, Meron Eren, en un comunicado. “Es increíble leerla, aunque sólo sea para conocer las relaciones entre Estados Unidos y Palestina en aquella época”.

El pasajero autor de la carta, Lewis Woofley, describe la travesía de gran parte del Mediterráneo en una ruta hacia el este a lo largo de las costas de Francia, Italia y Grecia con paradas en varias islas. Finalmente, el velero llegó al puerto de Alejandría, en Egipto. Muy versado en la geografía de la antigüedad, Woofley se emociona al ver varias ruinas, señalando lugares mencionados en el folclore antiguo.

Una larga parada en Egipto permitió a Woofley y a otros pasajeros del USS Delaware aventurarse hacia el interior, donde tuvieron un encuentro con el gobernante local, Mohammad Ali. Conocido hoy en día como el fundador de Egipto, Alí estaba ocupado en la creación de una nación moderna a partir del antiguo reino cuando llegó esta audiencia de visitantes occidentales.

“Remamos una vez [sic] la bahía hasta su palacio, donde nos recibió sentado en su diván en una esquina de la habitación”, escribió Woofley. “No se levantó para recibirnos, sino que mantuvo su posición de piernas cruzadas reclinando la cabeza y haciéndonos señas para que nos sentáramos. El café nos fue entregado en finas copas de porcelana que descansaban en soportes dorados”.

La primera página de una carta recién descubierta escrita por un pasajero del USS Delaware en 1834 (Cortesía de la casa de subastas Kedem, Jerusalén, vía JTA)

Durante la conversación, el “bondadoso” Pasha, como se refiere a él Woofley, hizo gala de un carisma que aparentemente conquistó a sus visitantes.

“El pachá es uno de los hombres más interesantes, en muchos aspectos, de la época”, escribe Woofley. “Los cambios que ha introducido entre sus súbditos, las mejoras que ha realizado y sigue realizando en Egipto son inmensos”.

Desde Egipto, el barco navegó hacia el noreste a lo largo de la costa hasta llegar a las costas de Tierra Santa. Así de emocionado estaba Woofley la mañana de su llegada, según la carta: “¡Tierra Santa! Palestina! Los sentimientos, las reflexiones, los éxtasis, pueden imaginarse más fácilmente de lo que yo describo”.

Un diplomático estadounidense destinado en Eretz Israel, David Darmon, subió al barco e informó a los visitantes sobre las condiciones que debían esperar al desembarcar. Darmon era un judío francés que actuaba como agente consular, el primer representante estadounidense en la zona. Poco se sabe de él, lo que hace que el descubrimiento de la carta sea significativo.

La rendición otomana de Jerusalén en 1917. (Dominio público)

Woofley estaba entusiasmado con la idea de hacer una peregrinación a Jerusalén, pero Darmon le dio algunas noticias que parecían anular esa posibilidad. Eretz Israel estaba en un “estado inestable”. Darmon compartió noticias sobre malos caminos, bandidos y una peligrosa plaga que se apoderaba de la zona.

“¡Qué pena!” escribe Woofley. “Después de haber llegado tan lejos y estar tan cerca de ella – Como Moisés, sólo se nos permite ver la Tierra Prometida pero no entrar en ella”.

La casa de subastas Kedem espera que la carta alcance un precio de entre 2.000 y 4.000 dólares, y que la recaudación se destine a un vendedor anónimo.


Por Ashav Shalev – The Times of Israel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *