Adolf Eichmann es ejecutado por Israel

Adolf Eichmann es ejecutado por Israel

La noche del 31 de mayo de 1962, el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, autor intelectual del asesinato sistemático de seis millones de judíos, fue ejecutado por Israel.

La ejecución de Eichmann siguió a su dramático secuestro de Buenos Aires dos años antes, cuando los agentes del Mossad lo transfirieron a Israel para ser juzgado.

El exespía israelí Rafi Eitan

Eichmann había nacido en Alemania el 19 de marzo de 1906, pero vivió gran parte de su vida en Austria. Se unió al Partido Nazi en 1932 y comenzó a ascender en las filas.

Comenzó a trabajar en “el asunto judío” hacia fines de 1934. Fue él quien finalmente se hizo responsable de implementar la “Solución final”, un eufemismo para deportar a los judíos de la Europa ocupada hacia el este y asesinarlos.

Judíos que fueron deportados en 1943

Aunque fue capturado e inicialmente retenido por los estadounidenses después de la guerra, Eichmann escapó y, con mucha ayuda, se refugió en Argentina en 1950. Israel tardaría una década en reunir información suficiente sobre su paradero para poder llevar a cabo su secuestro.

El 23 de mayo de 1960, el primer ministro David Ben-Gurion anunció que Eichmann estaba en manos de Israel y que sería llevado a juicio en Jerusalem.

Pasaporte falsificado de Adolf Eichmann

Los cargos contra Eichmann incluyeron crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y crímenes contra el pueblo judío.

Su juicio fue conducido por un tribunal especial del Tribunal de Distrito de Jerusalem, el 11 de abril de 1961, presidido por el juez de la Corte Suprema Moshe Landau.

Las etapas probatorias continuaron hasta agosto, y los jueces anunciaron su veredicto, culpable de todos los cargos principales, el 12 de diciembre. Tres días después, el acusado fue sentenciado a muerte.

Eichmann apeló tanto su condena como su sentencia ante el Tribunal Supremo de Israel, pero su apelación fue rechazada por un panel de cinco jueces el 29 de mayo de 1962.

Eichmann de pie durante el juicio en Israel

El abogado de Eichmann, Robert Servatius, pidió entonces clemencia al Presidente Yitzhak Ben-Zvi, quien pasó la petición al fiscal general, Gideon Hauser. Foto: Robert Servatius en el juicio de Adolf Eichmann (1961).

Hauser sintió que el tema era lo suficientemente trascendental como para que el gobierno lo decidiera, que se reunió en secreto esa misma tarde, en Beit Frumin en Jerusalem, donde se reunió la Knéset. Foto: El fiscal del juicio de Eichmann, Gideon Hausner (1961).

En la noche del 31 de mayo de 1962, Eichmann fue colgado en la prisión de Ramle. Su cuerpo fue incinerado y, para evitar que hubiera algún lugar de conmemoración del nazismo, sus cenizas fueron esparcidas en el Mar Mediterráneo, más allá de las aguas territoriales de Israel.

Etiquetado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *